INSTITUTO NACIONAL DE CINE y ARTES AUDIOVISUALES

PROGRAMA ESPACIOS INCAA

El Programa Espacio INCAA del Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales busca, a través de la apertura de salas en diversas localidades del país, recuperar la tradición cinematográfica de los argentinos, la de vivir el cine como hecho cultural y social, como arte y entretenimiento.

En marzo de 2004, a partir de la Ley 17.741, se crea el Programa Espacios INCAA con el propósito de:

Garantizar la exhibición de las producciones cinematográficas argentinas, incluidas las de estreno comercial, paso digital o menores y cortometrajes en todo el territorio nacional;

Recuperar el cine como un emprendimiento comercial/cultural;

Formar espectadores críticos;

Socializar el acceso al cine;

Recuperar el cine como un espacio social de esparcimiento, formación de identidad nacional, respeto por la diversidad y promoción cultural;

Facilitar el encuentro del realizador audiovisual y el público.

Para ello, fue imprescindible contar con pantallas dedicadas al Cine Argentino en un momento histórico en el que las salas de cine cerraban sus puertas de manera masiva en toda la extensión del territorio nacional y eran reemplazadas en las grandes ciudades por complejos multipantallas, ocupadas por producciones de cine internacional, como el cine de Hollywood. Las ciudades que no eran capitales quedaron definitivamente sin cine.

El primer Espacio INCAA, la casa matriz del cine argentino, fue el Gaumont estratégicamente ubicado frente a la Plaza Congreso, que marca el Km 0 del país, referencial para identificar a los cines que se incorporan al circuito. Actualmente, por sus tres salas desfila durante todo el año, de lunes a domingo, del mediodía a la medianoche, la mayor cantidad de realizaciones nacionales y de espectadores ávidos de nuestro cine.

El programa

Desde sus comienzos, el Programa busca recuperar la tradición cinematográfica de los argentinos, la de vivir el cine como hecho cultural y social, como arte y entretenimiento. Niñas y niños, jóvenes, adultos, ancianas y ancianos, pueden hoy asistir al cine a disfrutar programaciones de calidad, en las que las últimas realizaciones cinematográficas, ficcionales y documentales, permiten formar nuevo público para nuestras producciones y las de otras latitudes por un precio muy bajo; y beneficiarse con descuentos generados a partir de la gestión y firma de convenios federales de cooperación entre el INCAA y sindicatos, gremios y asociaciones que nuclean a un amplio espectro de trabajadores y estudiantes.

Desde septiembre de 2005, luego de la primera etapa tomada como experiencia piloto en la que el INCAA alquiló pantallas, en algunas ciudades elegidas de manera aleatoria, y tras una evaluación de la misma, la metodología para la selección del lugar geográfico y del entorno social se revirtió. Es así como, la gente y sus autoridades son los que promueven los proyectos de recuperación edilicia en algunos casos, de compra en otros, con la intervención de cada uno de los sectores sociales, gubernamentales y del tercer sector del ámbito local.

Cumplido este requisito imprescindible, debido a que el Programa no contempla tareas de construcción, reformas o restauración arquitectónica, se está en condiciones de acercar la propuesta al Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales que, a través de la Coordinación de Espacios INCAA, evalúa el proyecto desde su viabilidad en relación con:

- antecedentes,

- características poblacionales en la que estará inserto el cine,

- estado del edificio (habilitación municipal, plan de seguridad e higiene),

- estado del equipamiento existente (imagen y sonido)

- inversores en el proyecto

- avales gubernamentales correspondientes (municipio, organismo máximo de cultura - provincial)

Una vez analizados estos factores en base a la presentación formal se realiza una visita de evaluación técnica in situ, durante la cual se busca comprobar la veracidad de la presentación y completar la información faltante.

Otra modalidad aplicada es la solicitud de la autoridad máxima de cultura provincial de un técnico del INCAA para relevar en territorio las salas de cine de las principales ciudades y en base al informe resultante sugerir cuál era la más apta para ser transformada en Espacio INCAA.

De la presentación formal y la visita se desprende una contrapropuesta de trabajo de la cual pueden continuarse varias visitas técnicas de asesoramiento y monitoreo del avance del proyecto. También puede surgir una lista de tareas edilicias que el organismo promotor debe cumplir para avanzar con el futuro Espacio INCAA que puede demandar fuerte inversión del municipio, la Provincia, un particular o la gestión conjunta. Es de destacar que esta inversión permite la puesta en valor no sólo de la actividad cultural de la comunidad sino también la de su patrimonio arquitectónico.

Si el edificio está en condiciones de albergar un cine sólo se observan las necesidades puntuales de equipamiento, en estos casos el INCAA realiza su colaboración efectiva con un aporte que permita la concreción de la propuesta (pantalla, proyector o sonido). Las salas pueden proyectar en dos formatos: 35 mm o fílmico y digital, es decir con reproducción de Dvd, en este último caso, es el único circuito digital y federal del país.

Siempre y en cada una de las instancias, se analiza la demanda y la inversión de las partes involucradas. La totalidad del equipamiento se entrega en carácter de comodato y la incorporación de la sala al circuito exhibición Espacios INCAA se completa con la inscripción de la sala como exhibidor comercial ante la Gerencia de Fiscalización del INCAA, la Dirección General de Rentas y la AFIP, y la firma de un convenio de dos años, renovable, entre el Presidente del Instituto y la autoridad máxima del organismo presentante del proyecto; en caso de ser éste una asociación, club, etc. deberá también rubricar el convenio el intendente municipal o la autoridad máxima de cultura provincial. Recién entonces el cine está en condiciones de inaugurar como Espacio INCAA.

Con esta metodología flexible al perfil de cada propuesta, se abrieron hasta el momento 20 salas que en su mayoría son las únicas de la ciudad en la que se encuentran y por lo tanto, en ellas también se realizan otras actividades culturales y educativas que transforman al cine en un espacio polifuncional, con un compromiso constante, la proyección de cine argentino. Esta condición no es excluyente y también exhiben cine internacional. Su administración es pura y exclusiva responsabilidad del organismo promotor del proyecto y cuentan con el permanente respaldo y capacitación administrativa, fiscal, artística y técnica del INCAA.

Más allá de los datos formales detrás de cada Espacio INCAA hay un cinéfilo o un grupo de apasionados por el cine, cuya historia es la de quienes trabajan en silencio para fomentar la cultura nacional.

Durante 2007 se exhibieron 40 películas argentinas vistas por unos 200.000 espectadores, además de ciclos de cine internacional organizados conjuntamente con los cuerpos diplomáticos involucrados, muestras itinerantes de festivales nacionales e internacionales y cortos realizados por estudiantes de la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica (ENERC) dependiente del INCAA.

Este año la propuesta se reforzó y las cifras logradas en un año se están alcanzando en poco más de seis meses, lo que demuestra no sólo el interés de los productores y distribuidores en llevar el cine a la gente de todo el país sino la recuperación del público argentino.

La realización de funciones especiales para escuelas, en base a una temática determinada, permitió acercar por primera vez al cine a niños y jóvenes de diferentes puntos del país.

Espacios INCAA

En 2007 se inauguraron tres Espacios INCAA: Km 404 (digital) Mar del Plata, Buenos Aires; Km 1000 (35 mm) Choele Choel, Río Negro; y Km 1400 (35 mm) Zapala, Neuquen.

En 2008 el Km 16 (digital) La Matanza, Buenos Aires, y el Km 2290 (digital) Cte. Luis Piedra Buena, Santa Cruz. Próximamente se inaugurarán el Espacio INCAA Km 1020 (35 mm) Resistencia, Chaco, y el Km 350 (digital) Villa Elisa, Entre Ríos.

En la actualidad el INCAA se enfoca en la federalización de este Programa de exhibición, con objetivos claros al respecto, entre ellos ampliar la cifra a 50 salas en todo el país, incluir en las programaciones películas latinoamericanas y europeas y reforzar estrategias interinstitucionales para aumentar exponencialmente la cantidad de público.

Además, con el propósito de ampliar la difusión de los Espacios INCAA se están realizando acciones con el Sistema de Televisión Pública de la Nación, con Radio Nacional y sus respectivas repetidoras. Con la misma intención se firmaron convenios con sindicatos como ATE, UPCN y AEFIP, FATERYH que benefician a sus afiliados con descuentos del 50% sobre el precio de las entradas.

Considerando que los Espacios INCAA son empresas exhibidoras de cine comercial coordinadas desde el Instituto Nacional de Cine, administrativamente, el neto de la recaudación del corte de Boleto Oficial Cinematográfico (BOC) por función se distribuye de la siguiente manera:

50% para el distribuidor

11.68 % de impuestos (IVA y Argentores)

38.32 % para el exhibidor

Los interesados en el Programa Espacios INCAA deben presentar un proyecto ante el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales con la siguiente información:

- nota formal con la presentación del proyecto/sala, descripción de la ciudad, cantidad de habitantes;

- aval municipal y de la Secretaría de Cultura Provincial;

- plano de planta de la sala;

- fotos descriptivas del edificio (interior/exterior);

- relevamiento técnico y

- otros financiamientos asegurados para la concreción del proyecto.

Consultas a espacio@incaa.gov.ar